viernes, 26 de mayo de 2017

Actualizarse o volverse inadecuado

En menos de 2 horas dos personas, sin relación entre ellas,  se me acercaron para decirme que intentaban hacer algo con sus computadoras y no podían lograrlo. La primera no podía descargar sus fotografías del iPhone a la computadora con Windows 10, la segunda no podía enviar archivos desde su MacBook al aula virtual de la universidad.



Ambos casos tenían algo en común: la falta de actualización de sus dispositivos.

El primer caso se resolvió actualizando iTunes y reiniciando el reconocimiento de dispositivos en Windows, El segundo se resolvió actualizando Java para que tanto Firefox como Safari le permitiera la función "drag and drop" (arrastra y suelta) de los archivos. En ambos casos al final tuvimos clientes satisfechos.

Esto me da una gran lección que no tiene que ver solamente con la actualización de las máquinas, también tiene que ver con las personas. Así como la actualización de software y hardware mantiene a las máquinas funcionando con precisión, las personas también necesitan actualizarse en software y hardware. Permíteme hacer esta analogía.

Nuestro software son nuestras conocimientos, actitudes y aptitudes. Necesitamos ponernos al día en todo lo que hacemos para seguir siendo vigentes, actuar adecuadamente y dar buenos resultados. ¿cómo lo hacemos?

1. Dedicando tiempo a aumentar nuestros conocimientos en nuestro campo de especialidad
2. Desarrollando o perfeccionando nuestras habilidades mentales
3. Aprendiendo nuevas técnicas o métodos de hacer las cosas.
4. Descubriendo nuevas formas de actuar y practicar constantemente hasta dominarlas. 
¿Cuándo tiempo dedicas a mejorar su conocimientos, actitudes y habilidades mentales)

Nuestro hardware es nuestro cuerpo, y aunque es dificil que encontremos piezas para hacer un "upgrade" podemos logar que nuestro cuerpo se mantenga en óptimas condiciones por más tiempo, ¿cómo? 
1. Practicando algún deporte , en particular descubrí que el ciclismo le dió nueva vida a mis músculos.
2. Alimentándote sanamente. Se dice que somos lo que comemos y es cierto.
3. Balancear trabajo con descanso. Hay días más agotadores que otros, debemos escuchar nuestro cuerpo y hacerle caso. Tomarnos un buen descanso o pasar unos minutos en la alberca sin sentir culpa puede renovarnos y prepararnos par el trabajo diario.

Asi que la próxima vez que sientas que "puedes hacer" algo, quizás necesitas una actualización, de software o de hardware.

Me gustaría saber tu  tu opinión al respecto